Existe el futuro: la SOCIEDAD DEL DIAMANTE y EL QUINTO PODER

Nos preguntamos todos cómo vamos a cambiar esta sociedad en donde unos pocos tienen un gran poder para dirigirnos. Se podría decir que no haría falta cambiar nada, siempre y cuando esos pocos se caracterizaran por su alta preparación, inteligencia, conocimiento y sobre todo por su servicio a la comunidad. Pero no es así.

Estamos llegando a unos niveles de incompetencia, corrupción, enfrentamiento y estupidez social que han producido y seguirán produciendo injusticias, desánimo y crisis. ¿Son válidos nuestros dirigentes? ¿Qué filtros han pasado para merecer el privilegio de dirigir?

Normalmente el gran valor es saber medrar y trabajar para destruir a sus contrincantes. Poco de formarse, construir, tender puentes, dialogar, etc. Es la guerra del poder.

Pero habría que decir que no es culpa de ellos. El sistema está así establecido y por el camino va filtrando quién puede jugar esa “liga”.

¿Pero qué sucede con los demás? ¿qué sucede con las “víctimas”, es decir con la sociedad? ¿cómo podemos seguir viendo a políticos, empresarios, líderes sindicales, y medios de comunicación en plena manipulación del resto?

Siempre ha habido algún que otro héroe que desde su juventud, ingenuidad o idealismo ha querido cambiar esto. Pero sin duda se lo han comido o se lo comerán por el camino. Demasiados intereses en juego. Y demasiado peligro para quien lo quiera cambiar.

¿Consecuencia? Parálisis y colapso. Lo único que existe es la queja continua y un castigo cada cuatro años, tras ese mismo periodo de dictadura de incompetencia,  enfrentamiento y egoísmo.

¿Podemos cambiar algo? Creo que actualmente se están generando las herramientas para inhalar un poco de optimismo. Les cuento cómo.

Sociedad del Diamante - Graf 1 copia

Para simplificar y visualizar lo comentado (Graf. 1), podríamos decir que una gran cantidad de población (la base de la pirámide) tiene muy poca cantidad de poder. Sí, cada cuatro años vota, pero entre medias, no pinta nada. Se le adormece, manipula y distrae.

Por otro lado, una pequeña cantidad de población (el pico de la pirámide) compuesta por tres de los cuatro poderes (legislativo, ejecutivo y medios de comunicación) ostentan y ejercen únicamente para sus intereses la gran mayoría del poder. Todos vemos que no buscan el bienestar social, pues ello supone a veces tomar medidas conflictivas, generar consenso, y sobre todo elegir a los mejores para gestionar los recursos públicos. No hace falta entrar en detalle.

Como podemos ver son dos pirámides, una la de cantidad de población y otra la del poder, pero su relación es invertida.

Hasta aquí la realidad. ¿Cuál es el futuro?

El lo que me atrevería a llamar LA SOCIEDAD DEL DIAMANTE y su desarrollo se basará en el QUINTO PODER: LA RED.

¿En qué consiste dicha SOCIEDAD DEL DIAMANTE? (Graf. 2) ¿Quiénes la conforman, qué tipo de poder tendrán y cómo lo ejercerán? Ante todo hay que definir quiénes son, porque en función de este perfil se responderán las siguientes preguntas.

Sociedad del Diamante - Graf 2

Dicha “tribu” se encuentra en la parte alta de la pirámide de la cantidad de población. Es decir, es un grupo reducido.

Antes de definirlos me gustaría hacer un inciso. Está muy bien lo de las sociedades emergentes y lo de escuchar a todo el mundo y la llamada inteligencia colectiva. Pero ¿es inteligente todo lo emergente? Dicho de otra manera. ¿Qué tiene más fundamento artístico, económico y de sostenibilidad, la opinión de un prestigioso urbanista o la de cien mil o un millón de ciudadanos opinando sobre cómo debe hacerse una ciudad? El urbanista hará bien escuchándoles, pues ellos serán los usuarios, pero de ahí a que gente no formada determine las medidas económicas, fiscales o de planeamiento, hay un buen trecho. Cierto es que los formados no miran el bienestar, pero es por ello que hace falta esta sociedad del diamante.

¿Cuál es el perfil de esa “tribu” que generará la evolución?

Podríamos concretar que tendrían las siguientes características:

-       altamente formados

-       sin intereses políticos

-       colaborativos

-       conectados

-       usuarios de la Web 2.0

¿Qué buscarían? No buscan el poder. No están dispuestos a pagar el precio de la popularidad ni de la exposición pública. Pero sí buscan que las cosas funcionen: generación de riqueza, medidas sociales, educación de mayor nivel, eliminación de la cultura “o conmigo o contra mi”, largoplacistas, conscientes del equilibrio medioambiental y territorial, etc.

Pero ahí están, con el estómago revuelto ante lo que la realidad les ofrece, pero impotentes para cambiar nada.

Y es aquí donde surge el QUINTO PODER: LA RED. Hay diferentes versiones sobre este concepto, pero me conformaría con definirlo como usuarios de Internet compartiendo información de valor que influye en la realidad. ¿Sus formas? Desde convocar a una manifestación, a obligar a un Gobierno a sentarse con los líderes de Web 2.0 antes de sacar una ley. Esto era inimaginable hace unos años. O recordemos cómo a través de Twiter éramos informados sobre lo que sucedía en Irán.

Pues bien, la fuerza que da el estar conectados, se puede convertir en un poder si quienes se conectan aportan valor. Y considero que este poder tienen mayor calidad porque es inmediatamente filtrado por la comunidad que la contrasta y autoriza o desautoriza. El liderazgo en Internet es diario y no cada cuatro años (si a eso se le llama liderazgo).

¿Qué buscará ese poder? Sencillamente una cosa: que las cosas funcionen. Además no pueden hacer otra cosa debido a su atomización. Serán fuertes y tendrán influencia siempre y cuando estén todos de acuerdo. Ya no depende de un acuerdo secreto de un político o del capricho o favoritismo de un editor de periódico. Será el grupo el que sumándose uno a uno determine que la propuesta tiene valor.

¿Cómo será su influencia? (Graf 3)

Sociedad del Diamante - Graf 3

Será en dos direcciones: hacia arriba, indicando a los tres poderes (legislativo, ejecutivo y medios de comunicación) hacia donde ir o qué hacer y hacia abajo, creando conciencia y masa para que a su vez ésta ejerza presión a dichos tres poderes.

¿Qué hace falta para desarrollarlo? Pues varios elementos:

-       conocimiento e inteligencia de sus integrantes

-       búsqueda del beneficio global

-       conexión

-       y una realidad patética que convulsione y haga que la gente se ponga a trabajar en mejorar las cosas. Es la situación explicada por el "enigma del moho de fango"

"El moho de fango pasa buena parte de su vida como miles de organismos unicelulares distintos; cada uno se mueve independientemente de sus otros compañeros. Bajo las condiciones adecuadas se producirá la unión de esas células en un solo organismo mayor"

o la llamada "zona productiva de desequilibrio" desarrollada por el profesor Ronal Heifetz de la Harvard Kennedy School.

¿Cuándo se pondrá en marcha? Ya está en marcha. La pregunta es ¿cuándo te incorporarás tu?


GERARDO MORALES / EL RETO DEL CRECIMIENTO EN CANARIAS

ADN-Gerardo alarg

Dentro de las ponencias que tuvieron lugar el pasado 26 de noviembre del 2009 enmarcada en el encuentro ADN (Aprendamos De Nosotros) - Conferencias, tuvimos el lujo de contar con Gerardo Morales (ingeniero industrial dedicado los últimos 7 años a la promoción de empresas globales de alta tecnología y fundador de la organización de latinos en Silicon Valley (www.latipnet.org)) socio director de Inis Consulting, para hablarnos del "RETO DEL CRECIMIENTO EN CANARIAS".

A continuación les presentamos un resumen de la ponencia, pudiendo ver el vídeo o descargar los artículos publicados del acto.

"EL RETO DEL CRECIMIENTO EN CANARIAS"

Vivimos en una Sociedad cada vez más conectada, plural y diversa, donde el liderazgo surge de la “tribu”: de esas personas que comparten una misma idea y pasión y, a través del talento, crean, conversan, reflexionan, innovan, divulgan, re-mezclan, comparten y actúan.

Para ello necesitamos compartir una visión, ¿qué somos? ¿como nos ve el mundo? ¿qué significa Canarias en el mundo? ¿qué quiere significar?

Nuestra principal debilidad como región en un contexto de competencia global es que no tenemos una respuesta colectiva para estas preguntas. Es esencial y urgente definir, entre todos, una visión compartida y unas líneas de acción a largo plazo en relación al futuro de Canarias, a cómo queremos crecer en los próximos años.

Y la primera pregunta a hacernos cuando nos planteamos como evolucionar, hacia donde crecer, es ¿en que es competitiva Canarias? ¿qué le ha dicho el mundo a Canarias que quiere comprarle?. Hagamos mentalmente un círculo alrededor del mapa de Canarias y pensemos a través de qué vías entra dinero a ese círculo.

  • ¿Somos competitivos en turismo y servicios asociados? Para entendernos mejor, simplifiquemos el concepto de competitividad a lo que los mercados estén dispuestos a comprar ya sea un producto o servicio, y que nos perdonen los economistas. La respuesta es "SÍ". Muchos millones de personas siguen “comprando” Canarias como su destino vacacional en un proceso de decisión libre y soberano y en condiciones de mercado, sin subvenciones.
  • ¿Somos competitivos en agricultura? Definitivamente "NO". Salvando casos puntuales en determinados cultivos, a nivel macro nuestra agricultura está a la altura de lo que demandan los mercados al precio que lo demandan los mercados, sólo porque está subvencionada con decenas de millones de euros todos los años que pagamos todos.
  • ¿Somos competitivos en industria? Tenemos una industria que ha evolucionado y se ha profesionalizado mucho en los últimos años, incorporando procesos de innovación y mejora de competitividad. Pero en la simplificación que hicimos del círculo alrededor del mapa de Canarias, la industria de las islas no vende fuera de nuestro mercado en términos generales, no en cantidades significativas macroeconómicamente hablando. Es por tanto una industria auxiliar de la economía regional.

Es decir, salvando la contribución de las Administración, el único dinero que llega a Canarias en régimen competitivo es el que traen los turistas. Todo un descubrimiento... ¡Vivimos del turismo!

Estamos perdiendo competitividad como destino y necesitamos diversificar nuestro modelo.

Diversificar sí, por supuesto, pero con los pies en la tierra. Somos turismo, vendemos turismo, lo único que el mundo ha dicho que quiere comprar de Canarias por ahora es turismo, y aun así estamos dejando que se consuma por viejo un modelo de oferta que sigue sin entender, a pesar de la crisis actual,  el alcance estructural de la necesidad de adaptarse a la nueva demanda global del sector. La primera medida de diversificación es por tanto reinventar el modelo turístico, hacerlo más intensivo en conocimiento (de todo tipo).

  • Reinventemos como destino. Corremos el riesgo de consolidar sin darnos cuenta, una imagen de destino “obsoleto”, masificado, sin cuidado medioambiental, falto de cultura propia y con un reducidísimo nivel de conocimiento de los turistas del contraste que ofrecen las islas. Hay que recuperar, potenciar y poner en valor los recursos que nos identifican y nos hacen diferentes, especialmente los naturales (e.g., playas, biodiversidad, barrancos, flora y fauna, paisajes, Parques Nacionales, Reservas de la Biosfera y elevado porcentaje del territorio protegido), históricos (e.g., cultura aborigen, Colón) y de cultura viva (e.g. Carnaval, tradiciones, folklore, fiestas populares así como manifestaciones culturales y artísticas en general). Esto supone un elevado potencial de desarrollo de la oferta de ocio.
  • Lideremos la transformación mundial del nuevo turismo. El modelo de explotación turística de los últimos 50 años ha entrado en declive en todo el mundo en los últimos diez, con una pérdida progresiva de competitividad traducida en la caída progresiva de rentabilidad que se ha exacerbado por la crisis global de 2008. En un momento en que la dependencia económica, social y estratégica de la economía de Canarias respecto al turismo es máxima, esto hay que aprovecharlo como una oportunidad y no como una debilidad. Reinventar el destino pasa por reinventar también la estructura de gestión de éste, teniendo en cuenta que son las diferentes empresas (alojamiento, restauración, ocio, etc.) y las relaciones entre ellas, la que definen la propia existencia del producto turístico y, por consiguiente, la capacidad de innovación y competitividad de destino Islas Canarias. Cada vez más, los destinos son redes y es preciso reorientar y potenciar la forma a través de la cual se relacionan y conectan ahora mismo los agentes, sean personas, empresas, o  instituciones. Podemos y debemos convertir a las Islas Canarias en el laboratorio mundial de innovación en gestión para la transformación turística y posicionar así a las islas como la región que lidera globalmente las tendencias organizativas necesarias para ser competitivos y sostenibles en el nuevo escenario turístico y las exporta a otros destinos. Esta es una medida irrenunciable para lograr la renovación y transformación del destino turístico Islas Canarias hacia un modelo más competitivo basado en el conocimiento.

¿Viviremos solo del turismo?

  • Reorientemos la función productiva de la agricultura: En Canarias existe una excesiva especialización del suelo agrícola en unos pocos cultivos de exportación deficitarios que son los que consumen la mayoría de subsidios y recursos de nuestra política agraria. Partiendo de la base de que el sector necesita ser subsidiado para su supervivencia (la agricultura en general no es rentable en los países del conocido como “primer mundo”) es urgente reflexionar sin posturas preconcebidas sobre el desequilibrio descomunal de recursos públicos que dedicamos a estos cultivos de exportación frente a la desatención de la agricultura tradicional de medianías.
  • Agricultura: Entendemos que la principal función productiva que deberíamos dar a nuestra agricultura sería la de potenciar la sinergia con el turismo, la de salvaguardar nuestros valores paisajísticos y etnográficos. Canarias no es Centroeuropa ni Andalucía. Entendemos que en Canarias hay que revisar los criterios con que se reparten los recursos públicos y subsidios agrícolas y distribuirlos con criterios más orientados al mantenimiento de nuestro campo, que al volumen de producción. No quiero decir con esto que no se siga apostando y primando la innovación, la tecnificación y el incremento de valor añadido en la producción agrícola o por la exploración de nuevos nichos de competitividad como la agricultura ecológica. Sencillamente que desde una reflexión nada romántica y de pura macroeconomía, entiendo que contribuye más a crear riqueza sostenida en Canarias “la conservación y embellecimiento de la superficie agrícola” que “la producción agrícola en si misma”. Entendemos que deberían encontrarse las fórmulas con Europa para reorientar los recursos públicos y subsidios agrícolas y de forma incremental dedicarlos a la puesta en valor de la profesión de agricultor-emprendedor. Los agricultores deberían ser considerados agentes de embellecimiento, mantenedores del paisaje y de valores etnográficos y ser remunerados por ello en régimen competitivo y con reglas que imiten en lo posible las reglas de mercado y que fomenten la innovación y la emprendeduría en el sector.
  • Industria: Modernicemos la estrategia de nuestra industria. Es necesario contribuir a que el sector industrial que ya existe en Canarias sea más eficiente, innovador y competitivo así como protegerlo para equilibrar las deseconomías de escala que tenemos por ser un territorio insular y alejado. Sin embargo esta protección debería revisarse y repensarse en aquellas actividades que supongan un impacto negativo sustancial ya sea en nuestro paisaje, en nuestros recursos naturales o en cualquier aspecto que afecte negativamente a la actividad turística.  Debemos ser conscientes de que apostar por una industria de abastecimiento regional no es una estrategia real de diversificación, sino poner un vagón más a la locomotora del turismo.

La verdadera contribución a la diversificación supone crear una industria de exportación que equilibre nuestra balanza comercial, producir localmente bienes de muy alto valor añadido, que no dependan de materias primas no existentes en Canarias y que sea no sólo respetuosa sino sinérgica con el turismo.

Para crear una industria de estas características que nos permita competir globalmente es esencial lograr polos de especialización-excelencia industrial y esto requiere concentrar recursos públicos y focalizarlos en el desarrollo de una política industrial en torno a no más de 2 áreas científico-tecnológicas de las ya existentes en Canarias (El Instituto Astrofísica de Canarias en La Palma y Tenerife es la mayor instalación de su tipo. Por otro lado, actualmente está en construcción en Gran Canaria el PLOCAN, la mayor plataforma oceanográfica off-shore de uso científico y observación marina del mundo) y en las que podemos aportar ventajas competitivas sostenibles como territorio: el mar (algún subsector relacionado con tecnología marina) y el cielo (algún subsector relacionado con óptica y astrofísica).

Los ciudadanos tenemos la responsabilidad de exigir la valentía y el liderazgo político para cambiar la cultura de igualitarismo y la universalidad en el reparto de recursos y en el diseño de políticas de I+D y hacer entender que especialmente en I+D, lo conveniente y de interés general para cualquier región es especializarse y lograr ser competitivos a nivel mundial en algún sector tecnológico-industrial que arrastre y oriente al resto de recursos de I+D existentes con criterios de competitividad y enfoque a mercado y no con criterios de subsidiariedad.

En definitiva y como conclusión, nada va a cambiar, nada va a pasar si cada uno de nosotros, si TU,  no tomas la iniciativa, si no asumes responsabilidad en que la transformación suceda.


EMPRESAS "GUADIANA"

Rio guadianaHay muchas empresas que podríamos llamar “empresas Guadiana”, como nuestro propio río español ¿Por qué? A menudo, cuando hay un problema solemos intentar esconderlo, con la esperanza de que no vuelva a aparecer. Pero en las organizaciones, con toda su complejidad intrínseca, los problemas no desaparecen. Pueden esconderse, posponerse, o camuflarse, pero tarde o temprano vuelven a salir a la luz.

Algunas de las justificaciones que se suelen oírse (“puede resultar peligroso intentar arreglarlos”), van asociadas al miedo, al temor de perder el control de la situación.

Sin embargo, surgen necesariamente varias preguntas: ¿hasta cuándo continuarán con estos problemas?; ¿somos conscientes del coste de ocultar, posponer o disfrazarlos? Estos costes, pueden ser no sólo las pérdidas que ocasionan (económicas y emocionales), sino también las oportunidades que se pierden por mantener dicha situación.

Entonces ¿por qué esperar cuando vemos que de forma oculta o descubierta, se está dañando a la organización? Tal vez se deba a que, quien tiene que tomar la decisión no se siente afectado directamente, o no lo sufre en propia piel, evadiéndose o evitando el problema.

Pero quienes sufren son otros, y es cuando empieza a aparecer el absentismo, las bajas, la desmotivación, el bajo rendimiento, la alta rotación, y los costes no cuantificados que esa “enfermedad” supone para la empresa.

En el otro extremo, hay experiencias en las que se ha decidido afrontar los problemas de cara, asumiendo los riesgos de tomar decisiones por el bien del medio y largo plazo. Tras unas semanas, o unos meses, ya se podían ver los efectos positivos de haber cortado de raíz los problemas.

Posiblemente, la lección a aprender es que debemos ser conscientes de las pérdidas, para de esta manera acometer lo más pronto posible esos problemas y fricciones, que como el río Guadiana, aparece y desaparecen de nuestra vista, pero que no por ello, dejen de fluir a lo largo y ancho de la empresa.

Sólo queda decir, que esta crisis ha permitido aflorar muchos errores que estaban bien ocultos y como dice un dicho americano, “con la bajada de marea, se ha descubierto quién no llevaba bañador”.

--------------------

¿TE ATREVES A RESPONDER?

- ¿Qué problemas se ocultan en tu empresa?

- ¿Por qué no se hace nada al respecto?

- O ¿eres tu quien los oculta por temor a las consecuencias del cambio?


DIALOGOS ENTRE GENERACIONES- ¿Trabajar o vivir bien?

dajdax-03049

-

¿Cómo funciona la juventud? Esta es una de las preguntas que más presente está en nuestras cabezas. Unas veces por ser padres y otras por ser empleadores de ellos.

Para reflexionar sobre este tema, he creado una sección independiente de posts que llamaremos “Diálogos entre Generaciones”, en donde a partir de una tema determinado debatiremos con dos generaciones diferentes:

- Jaime López Feo, 24 años, estudiante del Master in Business Administration en Icade además de emprendedor (www.nutricionvip.com) y

- Eduardo García Cañas, 17 años y en 2º curso de bachillerato (último curso antes de la Universidad).

-

¿Por qué esta sección? Por varias razones:

-       no se puede entender a una generación si no se le escucha

-       ellos se mueven por valores diferentes y no podemos juzgarles con los criterios de otra generación

-       son los próximos consumidores, trabajadores y directivos del futuro

-       las empresas se estaban adaptando a ellos, cuando hace años creía que iban a ser ellos los que se adaptaran a las “reglas” de la empresa (ahora con la crisis tal vez esto cambie).

-

¿De qué hablaremos? De todo aquello que nos ayude a entenderles y que ellos nos entiendan: trabajo, empresa, valores, ambiciones, ocio, sociedad, política, compromiso social, relaciones personales, etc.

Para empezar hemos tomado como base de inspiración un artículo de El País: “Un trabajo para vivir, no una vida para trabajar” publicado el 28 de enero de este año 2010.

¿Qué nos dice este artículo? Muchas son las píldoras que dejan para reflexionar. Entre ellas las siguientes:

-

1.- CRÍTICA DE LOS ADULTOS

- “… dicen en privado algunos empresarios, y adultos en general, que los jóvenes se han acomodado, que han perdido cierto espíritu de sacrificio que sí tenían sus padres porque ellos se han criado en una etapa de prosperidad histórica en España”.

- “… cualquiera puede replicar con el ejemplo de un chico anónimo que busca empleo desde el sofá y acude a las entrevistas de su primer trabajo con los días de vacaciones y lo cerca que está el trabajo de su casa como inquietudes fundamentales”

- “… pero si algo constatan los sondeos de opinión, las empresas de selección de personal (antes, las ETT), que entrevistan a miles de ellos a diario, y los empresarios es que los menores de 30 años no quieren que el trabajo sea el centro de su vida, ni obedecer ciegamente las órdenes, que les importa cada vez más la conciliación de su trabajo con su vida privada”.

- “… si a Xavi T. le ofrecieran un 20% más de salario por cambiar de trabajo, lo rechazaría. ¿Y un 30%? "También. ¿De qué me serviría ganar ese dinero si no podría gastarlo en lo que me gusta? Yo trabajo para vivir y no al revés".

- “… los jóvenes no quieren ser medidos por las horas de trabajo sino por sus objetivos, y no quieren que su vida gire en torno al empleo”.

- “… el valor del esfuerzo no impera demasiado en la sociedad española en general, esta crisis ha venido motivada por gente dispuesta a forrarse rápido, por ejemplo, pero se nota más en la gente joven".

- “… la necesidad de recuperar la cultura del esfuerzo en la nueva generación, desde la escuela".

En resumen, una percepción de que son jóvenes sin capacidad de esfuerzo y una actitud acomodada. ¿Tiene futuro esta actitud?

 

2.- QUÉ ESTÁ SUCEDIENDO EN EL MERCADO ACTUAL

- “… antes, lo primero era saber cuánto iban a ganar, pero ahora también se pregunta por la flexibilidad, por una adaptación individualizada de la jornada".

- "… ahora con la crisis ya no verbalizan las mismas exigencias de horario o vacaciones, pero esa inquietud sigue latente en sus decisiones: algunos de ellos escogen un trabajo, aunque sea menos interesante que otro, sólo porque se sale una hora antes, o porque está más cerca de su casa...".

"… antes, cada candidato podía elegir entre tres y cuatro ofertas y ahora sólo tiene una y no sabe cuándo llegará otra, así que empieza a aceptar cosas que antes no quería".

- “… en una sociedad en la que cada vez es más importante el esfuerzo, uno debe asumir que no siempre podrá cumplir su horario, y sobre todo, en una primera etapa de vida laboral, en la que más se tiene que sacrificar, porque es cuando falta experiencia, para definir su proyecto profesional de futuro. Ellos son más cortoplacistas”.

- “... un empresario elige por la actitud, porque la aptitud se da por descontada".

-

3.- CRITICAS AL ACTUAL SISTEMA

- “… vemos cómo, poco a poco, está entrando esta cultura, una escala de prioridades diferente, la gente joven, además de trabajar, tiene claro que quiere hacer deporte, seguir cursos de formación...".

- “… el espíritu de sacrificio es necesario, pero eso no significa echar más horas, la cultura del presentismo es tercermundista, una cosa es el compromiso con la empresa y otra la fidelidad perruna".

-“… han cambiado las reglas de juego, la gente joven reclama un tipo de liderazgo más participativo, de colaboración, se sienten más cómodos con estructuras más planas y quieren sentirse responsables de lo que hacen, pero no se esfuerzan menos. Además, el compromiso se tenía antes hacia la empresa y ahora se tiene a hacia los proyectos de trabajo, que tienen que resultar interesantes".

- "… algunos critican mucho la predisposición que ven en los jóvenes, les motivan menos cosas, pero yo también les explico a ellos que la respuesta de esta gente joven cambia en función de cómo la empresa se compromete con ellos, que piden proyectos empresariales novedosos".

---------------------

EDUARDO GARCÍA CAÑAS (17 AÑOS – 2º CURSO DE BACHILLERATO - último curso antes de la Universidad)

Sociedad, esa es la palabra adecuada. Lo que pasa hoy en las empresas no es culpa de la juventud, es culpa de la sociedad.

Hemos llegado a un punto de la historia donde los jóvenes tienen unos intereses determinados, como todos los jóvenes en su momento, y se chocan de frente con los intereses de la generación anterior, la cual es la que les dará a estos jóvenes un empleo.

Sin duda, siempre ha existido un gran abismo generacional que separa a jóvenes de empresarios. Unos con unos intereses y los otros con otros. La cuestión radica en que antes se trabajaba para ganar dinero y las condiciones las ponía el empresario, mientras que ahora la inquietud de los jóvenes de esta generación es encontrar un  trabajo con el que compatibilizar su vida.

Ante este hecho, los empresarios han tenido que amoldarse a la nueva generación y hacer los trabajos más “apetitosos”. No sé por qué tanto revuelo por este tema, puesto que cuando yo sea empresario, tendré que adaptarme a los jóvenes del futuro. Esto es, aparte de inevitable, algo que veo normal y lógico desde mi visión juvenil.

Cuando me cuentan que hace cuarenta años se veía a un negro y poco menos que era encarcelado por andar por la calle, a mí se me cae la cara de espanto. No me entra en la cabeza, y espero que a toda mi generación también, que por ser de un color un humano sea mejor que otro.

Estos son cambios que van implícitos en cada generación. Supongo que el día de mañana, las nuevas generaciones nos verán como unos locos al cuestionarnos cosas como la compatibilización del trabajo con la vida privada, cosa que estas generaciones verán como un elemento básico en los derechos del trabajador.

-------------------

JAIME LÓPEZ FEO (24 AÑOS – estudiante del Master in Business Administration en Icade, además de emprendedor (www.nutricionvip.com)

En el año 177...  la Condesa de Montoro, Carolina de Beauregard, enviaba una carta a Voltaire en la que describía la España en la que vivía de la siguiente manera: “La poca gente que habita estas tierras sólo practica con denuedo la pereza y guarda contra el trabajo todo el resentimiento que merece su carácter de maldición bíblica”.

La impresión que me llevo añadiendo este relato a lo que me rodea y he conocido es que los españoles nunca fuimos fervientes seguidores del trabajo.

Es posible que algunas de las generaciones que nos preceden trabajaran más, pero no creo que se debiera a que fueran más trabajadores, sino a que no les quedó más remedio.

Mi generación ha vivido hasta ahora una época de bonanza económica y de cambios culturales. Ahora tenemos hijos más tarde y no nos importa alargar la ocupación de la casa paterna. Nuestros padres han podido mantenernos y soportar nuestra carga. Se nos ha permitido retrasar el trabajo y tomarnos el estudio con calma y no hemos mostrado un especial interés en correr a estudiar y trabajar .

Hay que tener en cuenta que estoy generalizando mucho y que esto no se ha dado en toda la sociedad. Aunque pueda ser superfluo no quiero dejar de señalar que hay jóvenes muy trabajadores, con muchas ganas de estudiar y trabajar duro.

Hay de todo.  Pero creo que sí es cierto que las circunstancias hayan propiciado que una parte de la sociedad haya trabajado y trabaje menos.

Tal vez los padres tengan algo de culpa porque no han querido dar la “torta educativa” en su momento. Cuando un niño pequeño se porta mal a ningún padre le apetece darle una torta  a su hijo, pero ésta es más que necesaria y positiva para su educación porque si no el niño se puede volver un malcriado. Nuestros padres han preferido no darnos un ultimátum ni echarnos de casa.  A pesar de que lo tuviéramos más que merecido, no sólo por estudiar poco o no trabajar , sino porque cuando pasa cierta edad los padres no tienen obligación alguna de pagar nuestras comodidades. Tomaron la vía fácil porque podían soportarlo económicamente y lo dejaron pasar.

Pero esto está llegando a su fin. La crisis ha cambiado el panorama y dará el empujón a todo el que no se mueva. Cuando los bolsillos están vacíos no hay gandules que valgan.

En conclusión, no creo que las generaciones anteriores trabajaran más por amor al arte sino porque se vieron obligadas a ello. La cuestión es que mi generación necesita una torta educativa urgentemente. Los españoles no deben esperar al límite porque ya hemos llegado a él. Cuanto más tardemos en darnos cuenta de ello más grande será el problema.

La discusión no debe centrarse en ver si la generación actual es menos trabajadora que la anterior o no. Ésta es una discusión improductiva. Es obvio que la situación no es perfecta, por lo que lo que debemos preguntarnos es qué vamos a hacer para mejorar. ¿Qué errores hemos cometido? ¿Qué está influyendo actualmente de una forma negativa?

Hay muchísimas cosas que mejorar, y desgraciadamente ahora no podemos ir paso a paso. Hay que trabajar para tomar las decisiones correctas, actuar y cambiar ya.


¿CUÁNTOS PERSONAJES TENEMOS EN NOSOTROS MISMOS?

Viendo este vídeo, lo primero que me viene a la cabeza es ¿cuántos personajes tenemos en nosotros mismos? Muchas veces a lo largo de nuestra juventud criticamos a personas por ser diferentes, vestir diferentes o pensar diferente. Incluso juzgamos y "crucificamos" a aquellos que han cometido algún error.

¿Pero qué sucede con el tiempo? Pues que a veces nos convertimos en los personajes que criticamos (y si no miren a ese joven rebelde que acaba enchaquetado y encorbatado en una oficina) o incluso cometemos los mismo errores de aquellos a los que crucificamos. Es ahí cuando entendemos esa famosa frase "no juzgues y no serás juzgado"... ¿por quién?... pues por nosotros mismos.

Hay una canción de Natalie Imbruglia llamada "Bitch" (= "bruja" o "puta" en americano) que bien define algunos de los personajes que tenemos dentro de nosotros:

Im a bitch

Im a lover

Im a child

Im a mother

Im a sinner

Im a saint

I do not feel ashamed

Im your hell

Im you dream

Im nothing in between

En resumen, todos tenemos muchos personajes, capaces de hacer lo mejor y lo peor. Son las circunstancias, las emociones del momento (gloria, éxito, soledad, decepción, pasión, etc.) las que puedan generar que salga alguno de ellos... como en el vídeo!


JUAN FERRER / Presentación de "Encuentros Para el Cambio"

ADN-JUANFERRER

El pasado 26 de noviembre tuvo lugar el primer encuentro “Encuentros Para el Cambio”. Dicho encuentro pretende compartir Conocimiento, Ideas y Proyectos con el objetivo de generar una Red de Reflexión y Debate sobre nuestro presente y futuro. Sociedad, Economía, Ciencia y Tecnología serán las áreas de las diferentes propuestas que se presenten.

A través de "Encuentros Para el Cambio", compartiremos aquella información que promueve el liderazgo, no en el clásico sentido piramidal descendente (top-down) sino desde la perspectiva de la inteligencia colectiva y en dirección ascendente (bottom-up).

Para los nuevos retos ya no nos sirven las soluciones del pasado. Estamos embarcados en el cambio constante. Las nuevas respuestas ya no vendrán ni dependerán de una sola persona, sino del colectivo como ente global e interconectado, cuya filosofía de trabajo es compartir conocimiento e información. Sólo así el liderazgo adaptativo y colaborativo hará que podamos gestionar el futuro.

"Encuentros Para el Cambio" pretende mostrar “reflexiones para la evolución” que cuestionen y reten los planteamientos presentes, antes incluso de que la propia realidad haga sufrir los costes de no habernos adaptado a la ola del cambio.

Este evento se basa en la fórmula:

EVOLUCIÓN INTELIGENTE =

Inteligencia Emergente + Redes + Liderazgo Adaptativo + Compromiso Social

INTELIGENCIA EMERGENTE. Es la unión de las individualidades para desarrollar una macrointeligencia. Surge de la base, siendo un sistema ascendente (bottom-up). Son sistemas más flexibles y se adaptan mejor a los cambios bruscos.

REDES. Es la única forma en la que el conocimiento y la inteligencia pueden desarrollar su potencial.

LIDERAZGO ADAPTATIVO. Ante el cambio continuo y los nuevos retos que surgirán, ya no habrá un líder para resolverlo, ni valdrán las soluciones anteriores.  Es la gestión de la incertidumbre. Y su solución vendrá por el aprendizaje, el cambio de valores y actitudes y los líderes serán todos aquéllos involucrados en el problema.

COMPROMISO SOCIAL. Es hora del “ganar ganar”. Todo conocimiento y evolución debe buscar el equilibrio y el desarrollo global.

ADN-Conferencias a través de estos encuentros y su divulgación posterior en Internet pretende unir, compartir y comunicar el conocimiento y las reflexiones que se generen.

NOTA: La presentación del acto se puede ver en vídeo o bien descargar el resumen de prensa


SONIA FERRERA / EXPOCANARIAS 2023: un hito para cohesionar y transformar Canarias

ADNSONIAFERRERA1

El pasado 26 de noviembre tuvo lugar el primer encuentro ADN (Aprendamos De Nosotros) – Conferencias. Entre las cuatro ponencias que tuvieron lugar, la primera de ellas consistió en la explicación del proyecto “ExpoCanarias 2023” como un hito para cohesionar y transformar Canarias.

Dicha ponencia fue a cargo de Sonia Ferrera, fundadora y vicepresidenta de la Asociación “ExpoCanarias 2023”.

A continuación les presentamos un resumen de la ponencia, pudiéndose ver el vídeo de la intervención o descargar los artículos publicados del acto.

.

¿Quiénes somos?

La propuesta inicial nace de un grupo de ciudadanos plurales, independientes y de muy amplia y diversa actividad profesional. Veintiséis ciudadanos de todas las islas del archipiélago, que nos hemos constituido en la Asociación Expo Canarias 2023 unidos por un elemento común: la visión a largo plazo de nuestra tierra, el consenso y la activación de la sociedad civil en contraposición a enfoques cortoplacistas, crispación y  ciudadanos poco implicados en el devenir y futuro de nuestras islas.

Estamos convencidos de que los nuevos tiempos exigen que las personas de la sociedad civil asuman la responsabilidad de participar de forma activa alineados con la acción estratégica pública. Por ello la vocación de la Asociación es involucrar en el proyecto a un grupo lo más amplio posible de ciudadanos y entidades sociales, culturales, universitarias, ambientales, deportivas, científicas, sindicales, colegios profesionales, empresariales, etc.

.

¿Por qué planteamos esta iniciativa?

Un acontecimiento del nivel de una Expo promovería la proyección de Canarias en el exterior.

Pensamos que Canarias necesita un proyecto de consenso que nos haga trabajar juntos a todos los ciudadanos del archipiélago, un proyecto que plantee retos homologables y asumibles que fuercen a las islas a competir como iguales con otras ciudades y con otras regiones del mundo.

Un evento de estas características es un elemento de consenso y liderazgo, un proyecto de todos que establece nuevas dinámicas sociales, fomenta la unidad de las islas y de su población, reforzando su autoestima y subrayando su carácter como sociedad abierta, plural, moderna, innovadora y tolerante.

 

¿Porqué la candidatura de Canarias? (Siete islas, siete pabellones, siete laboratorios)

Las islas son laboratorios donde se viven y radicalizan los problemas del continente (consumo de recursos, convivencia, desarrollo, inmigración, etc.) y en cierto modo, pueden servir como laboratorios a la hora de elaborar diagnósticos y establecer soluciones a esos mismos problemas.

El planteamiento de la propuesta debía basarse además en algún aspecto peculiar y particular, que identificase a las islas y donde nuestras islas y sus habitantes también se sintieran identificadas y partícipes.De ahí que la temática elegida sea precisamente exponer al mundo la realidad, la diversidad y del modelo de desarrollo de las ISLAS DEL MUNDO.

Planteamos un exposición conceptual en donde cada isla sea un pabellón alejándonos de modelos especulativos basados en infraestructuras e intervenciones efímeras y no sostenibles.

.

¿Qué se ha logrado?

Hasta ahora hemos conseguido la unión, sin fisuras, de muy amplios sectores de la sociedad canaria en torno a un proyecto estimulante y, en concreto el apoyo específico y personal de:

ADN-SONIAFERRERA2-       Los rectores de las dos universidades canarias

-       Los expresidentes del Gobierno de Canarias

-       El Parlamento de Canarias

-       Los diferentes partidos políticos

-       Los presidentes de los Cabildos Insulares

-       El Gobierno de Canarias

-       Los medios de comunicación

En definitiva, hemos logrado que el Parlamento y el Gobierno de Canarias respalde una iniciativa civil pensada para transformar Canarias.

.

¿Qué necesitamos? 2009-2023: Un proceso de transformación colectiva

En el contexto descrito, la iniciativa Expo Canarias 2023 supone el inicio, o punto de inflexión, en un proceso complejo de transformación histórico de nuestra región. Ahora bién, para que se materialice con éxito tal proceso es del todo necesario que el mismo se opere en base a dos ejes fundamentales.

1.- Cambio de paradigmas ante un mundo en cambio constante

Así, en el ámbito de Canarias, encontramos ciertos paradigmas dominantes que son compartidos por el trasfondo cultural de la comunidad pero que, por diversas razones, ni se corresponden con el contexto histórico del momento ni pueden favorecer nuestro progreso como sociedad tanto desde el punto de vista económico como político o social.

Es necesario, por tanto, que la comunidad canaria establezca un nuevo código compartido sobre nuestro posicionamiento en el mundo y nuestra futura participación en él. Para ello TODOS los canarios debemos iniciar un proceso de reflexión estratégico donde se ponga de manifiesto y se interiorice por todos (agentes económicos, sociales, políticos y ciudadanía) y la necesidad de asumir cambios de paradigma en todos los aspectos y dimensiones que se relacionan con el logro de las habilidades necesarias para asumir el futuro y el cambio.

Paradigmas dominantes                                           Nuevos Paradigmas

- Canarias no puede desarrollar ningún tipo de       - Nuevas Industrias                                            industria

- Aislamiento del territorio es una debilidad             - Globalización minimiza el peso de la ubicación

- Estética es una frivolidad                                      - La estética es un valor

- Nuestro modelo turístico se basa en sol y playa     - Canarias como laboratorio turístico

- El futuro depende de los políticos                         - Responsabilidad ciudadana y participación

2.- La movilización y el compromiso: la fuerza de los valores

Con el panorama descrito resulta obvio que el sistema y transformación propuestos requiere una alta implicación por parte de todos los estamentos que conforman la realidad canaria.

Proponemos, en definitiva, que los canarios asumamos de forma responsable, individual y colectiva; pública y privada; personal y profesional; el compromiso de iniciar un proceso transformador que logre:

1.- Rescatar los valores tradicionales

2.- Fortalecer la autoestima colectiva

3.- Promover la confianza y la motivación

4.- Innovar

5.- Lograr el desarrollo personal, profesional, económico, social y político

.

¿Qué podemos conseguir? 2023: Una exposición de resultados

Como sociedad:

- Orgullo de pertenencia

- Prestigio Internacional

- Reforma y mejora del nivel educativo y de formación

- La transformación de la información en Conocimiento

- Mayores expectativas de desarrollo personal, familiar y profesional

- Una Sociedad concienciada de sus valores y comprometida con su futuro

- Un territorio amable que atraiga turismo, talento e inversión

- Una mayor calidad de vida

- Una mejor oferta cultural y de ocio

- Una reordenación y adecuación de nuestros espacios

- Una estructura político administrativa competente

Como economía:

- Crecimiento económico sostenible

- Diversificación de la economía

- Sector Industrial con mayor participación en el PIB

- Incremento y mejora de la competitividad

- Mejora de la formación, la innovación e implantación de nuevas tecnologías

- Un centro logístico internacional que atraiga inversión

- Mejora de nuestra conectividad con el continente europeo y africano

- Infraestructuras de telecomunicaciones que nos conecten con el mundo

- Régimen económico fiscal ventajoso y adecuado a las nuevas necesidades

- Recuperación de la actividad primaria potenciando explotaciones alternativas

- Sector turístico reinventado


SISTEMAS EMERGENTES: el enigma del moho de fango

Sistemas Emergentes 01

Un libro recomendado: “Sistemas emergentes o qué tienen en común hormigas, neuronas, ciudades y software” de Steven Johnson ¿Por qué?

En la mayoría de nuestros entornos existe un sistema de ejecución descendente. Es decir, hay alguien que piensa, y otros que ejecutan. Así es en la política, en la empresa, y en gran parte de agrupaciones humanas.

A su favor se puede argumentar que los de “arriba” están mejor formados, tienen más conocimientos o simplemente es una forma de evitar el caos. Tal vez todo esto sirva en entornos estables, cuando existe un nicho empresarial o la sociedad está blindada a los cambios (cualquier dictadura).

Pero ¿qué sucede si en nuestro entorno todo cambia y a una velocidad endiablada? Tal vez los más inteligentes no están “arriba” (basta ver la política); tal vez los de “arriba” no lo saben todo (hay demasiado conocimiento generándose día a día) o tal vez los “superiores” están demasiado desconectados de los clientes (como sucede en las grandes empresas).

¿Cómo organizarnos y evolucionar inteligentemente ante esta nueva velocidad de cambio salvaje? Los retos que surjan serán totalmente nuevos. De poco servirá la experiencia o el conocimiento anterior. Habrá que cambiar de paradigmas, valores y creencias. O ¿no tuvieron que hacerlo los americanos con la gente de color, los soviéticos con la Perestroika, o cuándo aparezca vida en otros planetas?

Todas estas reflexiones vienen a colación del "enigma del moho de fango" y los "sistemas emergentes" que perfectamente se detallan en el libro de Steven Johnson y que van a fundamentar las reflexiones del final de este post.

EL ENIGMA DEL MOHO DE FANGO

(NOTA: el texto aportado a continuación son extractos del libro reordenados para un fácil entendimiento de la teoría de la emergencia)

“Si se observa el moho de fango (Dictyostelim discoideum) descubrirán que se desplaza muy lentamente por el suelo. Si las condiciones climáticas cambian y el tiempo se vuelve más húmedo y frío, puede ocurrir que regresen al mismo sitio y comprueben que ha desaparecido por completo. ¿Se ha marchado hacia alguna otra parte del bosque? ¿Se ha desvanecido en el aire como se evapora un charco?

No hay tal desaparición en el suelo de jardín. Las células del moho de fango, ofrecen un ejemplo fascinante del comportamiento de un grupo coordinado.

El moho de fango pasa buena parte de su vida como miles de organismos unicelulares distintos; cada uno se mueve independientemente de sus otros compañeros.

-       Bajo las condiciones adecuadas se producirá la unión de esas células en un solo organismo mayor

-       Cuando el entorno es menos favorable, el moho de fango se comporta como un organismo aislado

Hace algún tiempo, los investigadores pensaban que las células del moho de fango segregaban una sustancia común llamada “acrasina” (o AMPC) que estaba vinculada al proceso de agregación. Sin embargo, hasta que Keller comenzó sus investigaciones se creyó que las colonias de moho de fango se formaban al mando de células “marcapasos” que ordenaban a las otras células comenzar dicho proceso de agregación. La agregación del moho de fango era una gran cadena telefónica, pero sólo unas pocas células de élite hacían la llamada original. Parecía algo sensato. La mayoría de nuestros actos parecen gobernados por las células “marcapasos” del cerebro. Buena parte del mundo que nos rodea puede explicarse en términos del sistemas de mando y jerarquías: ¿por qué habría de ser diferente para el moho de fango?

Sin embargo esta teoría tenía un pequeño problema: nadie lograba encontrar a los “marcapasos”. Se presuponía la existencia de una monarquía celular que gobernaba a las masas, pero resultó ser que todas las células del moho de fango eran iguales.

Pero Keller y Segel hicieron una aproximación radicalmente diferente. El trabajo de Turing (Alan Turing, el brillante decodificador durante al Segunda Guerra Mundial, en uno de sus trabajos trataba sobre la “morfogénesis”, la capacidad de todas las formas de vida de desarrollar cuerpos cada vez más complejos a partir de orígenes increíblemente simples) sobre morfogénesis  había esbozado un modelo matemático donde agentes simples de acuerdo con reglas simples, generaban estructuras extraordinariamente complejas.  Keller y Segel demostraron que las células del moho de fango podían disparar la agregación sin seguir a un líder, alterando simplemente la cantidad de AMPC que liberaban individualmente. Si las células del moho de fango bombeaban suficiente AMPC comenzarían a formar racimos. Las células empezarían siguiendo el rastro de otras células, creando un circuito de retroalimentación positiva que estimularía más células a arracimarse (o a cambiar de color como en el vídeo del camaleón).

En 1969, Keller y Segel afirmaban que si cada célula aislada segregaba AMPC, basándose simplemente en su percepción local de las condiciones generales, la comunidad del moho de fango sería capaz de agregarse sobre la base de los cambios globales en el entorno sin un marcapasos al mando.

Los experimentos probaron que las células del moho de fango se organizaban desde abajo. La agregación del moho de fango es reconocida como un caso clásico para el estudio de la conducta ascendente o “bottom-up”.

El planteamiento de Keller desterró la historia del “pensamiento centralizado”.

-       Keller y Segel lo observaron en la formación de colonias del moho de fango

-       Jane Jacobs en la formación de barrios urbanos

-       Marvin Minsky en las diferentes redes del cerebro humano

¿Qué características comparten estos sistemas? En términos sencillos, resuelven problemas recurriendo a masas de elementos relativamente no inteligentes en lugar de hacerlo recurriendo a un solo “brazo ejecutor” inteligente. Son sistemas ascendentes y no descendentes. Extraen su inteligencia de la base. En estos sistemas, los agentes que residen en una escala comienzan a producir comportamientos que yacen en una escala superior a las suya. Dos ejemplos:

- Las hormigas crean colonias. Vemos conductas emergentes en sistemas como las colonias de hormigas cuando los agentes individuales del sistema prestan atención a sus vecinos inmediatos y no esperan órdenes de arriba. Piensan localmente y actúan localmente, pero su acción colectiva produce comportamiento global.

- Los habitantes de una ciudad crean barrios. La ciudad tiene una personalidad que se autoorganiza a partir de millones de decisiones individuales, un orden global construido a partir de interacciones locales. Para crear esas estructuras no son necesarias ni regulaciones ni planes urbanísticos deliberados. Lo único que se necesita son miles de individuos y unas pocas reglas simples de interacción.

La evolución de reglas simples a complejas es lo que llamamos EMERGENCIA.

Lo que une a estos distintos fenómenos es una misma forma y patrón : una red de autoorganización, de agentes dispares que crean un orden de un nivel superior sin proponérselo.

CINCO PRINCIPIOS PARA LA EMERGENCIA

Si se construye un sistema diseñado para aprender desde el nivel del suelo, un sistema donde la macrointeligencia y la adaptabilidad deriven del conocimiento local, deberán seguirse cinco principios:

(1) MÁS ES DIFERENTE: Este viejo eslogan de la teoría de la complejidad posee en realidad dos significados:

  1. Se requiere de una masa crítica para que el grupo haga apreciaciones inteligentes de su estado global
  2. Sólo a través de la observación del sistema completo en funcionamiento se hace evidente la conducta global

(2) LA IGNORANCIA ES ÚTIL: Los sistemas emergentes pueden volverse inmanejables cuando sus componentes son excesivamente complicados. La estupidez relativa de las hormigas individuales es, como dicen los programadores, una característica, no un defecto. Es mejor construir un sistema densamente interconectado con elementos simples y dejar que la conducta más sofisticada aparezca paulatinamente.

(3) ALENTAR LOS ENCUENTROS CASUALES: Los sistemas descentralizados, como las colonias de hormigas, dependen fuertemente de las interacciones casuales de las hormigas que exploran un espacio dado sin órdenes predefinidas. Esos encuentros les permiten medir y alterar el estado macro de todo el sistema.

(4) BUSCAR PATRONES EN LOS SIGNOS: Las hormigas no necesitan un vocabulario extenso, dependiendo de los patrones en los semioquímicos que detectan.

(5) PRESTAR ATENCIÓN A TUS VECINOS: Ésta es la lección más importante. Podría reformularse cómo la “información local conduce a la sabiduría global”. Agregar hormigas al sistema total generará más interacciones entre vecinas y en consecuencia posibilitará que la colonia resuelva sus propios problemas y se regule más eficazmente.

Un tema interesante a analizar sería el caso de las células ¿Acaso no existe un ADN que las rige? La tiranía del ADN parecería ir en contra de los principios de la emergencia. Pero las células hacen algo más que obedecer los dictados del ADN. Las células se autoorganizan en estructuras más complejas aprendiendo de sus vecinas. Cada célula del cuerpo contiene una intrincada batería de herramientas para detectar el estado de las células circundantes, y para comunicarse con ellas a través de varios mensajeros químicos".

(NOTA: hasta aquí el resumen del libro)

 

RELFEXIÓN ¿Cómo afecta esto al futuro de nuestra sociedad?

Una vez resumido los principales argumentos del libro, se abre una reflexión. ¿Dónde está o dónde hay que generar la emergencia en nuestra sociedad?

a) En la empresa: el desarrollo de un sistema emergente sería una gran ventaja dentro de cualquier empresa para adaptarse a los cambios que estamos y vamos a vivir para el resto de nuestros días. Los modelos jerárquicos son más rígidos, paralizan el cambio y la adaptabilidad. Además, ello supondría la implicación del trabajador, pues sentiría que aporta algo de valor y que se le escucha.

b) En la política: cualquier manifestación convocada sin un líder visible entraría en este fenómeno. Grupos pequeños reunidos para citas ocasionales con el objetivo de mandar un mensaje a la sociedad y/o dirigentes.

Como bien dice el libro, “No es una razón para adherirse a la pura anarquía, por supuesto. Las colonias de hormigas no tienen líderes en sentido estricto, pero descansan fuertemente sobre reglas. Pero aprender a formar grupos requiere tiempo.”

Y aquí es cuando deberá surgir un nuevo liderazgo casi constante y del día a día  para poder reunir a los “organismos unicelulares” y no el que te dan las urnas por un periodo que puede convertirse en una dictadura o en una cadena de decepciones.

Hoy en día existe una imposición desde arriba de criterios y medidas que están generando el hartazgo de ciudadanos y trabajadores. Igualmente hay talento y calidad humana que no están “arriba”. Y lo más importante: la posibilidad de estar conectados (si no, miremos las miles de redes existentes).

Es el momento de la “emergencia”. ¿Cómo? ¿Cuándo? Ya ha empezado, pero sólo dependerá de la cantidad de “acrasina” o AMPC (sustancia generada por el moho de fango para comenzar el proceso de agregación) que cada uno sea capaz de generar.


EJEMPLO DE INNOVACIÓN: TANGO ESPECTACULAR

Si quieren sorprenderse, alucinar y maravillarse, disfruten de este vídeo remitido por mi amigo argentino David Santi, que muestra la clase, el estilo, la belleza y la armonía de bailar el tango de una forma diferente.

¡Esto sí que es INNOVAR!

Reflexión: Normalmente pensamos que todo está hecho. Pero ello tal vez refleje que nos falta ese punto de "locura" o esa visión diferente para hacer algo nuevo con los ingredientes que ya tenemos. No deja de sorprendernos cómo individuos desde cualquier parte del mundo son capaces de crear, de reinventar lo que ya existe pero aportando un toque de novedad que le hace generar un valor diferente y único.

¿Y luego qué? Pues que muchos copiarán hasta que deje de ser novedoso. Pero la actitud innovadora es algo que tendremos que insertar en nuestro ADN, pues será la única forma de diferenciarnos en un mundo donde copiar lo ajeno estará al orden del día. ¿Conclusión? Si quieres existir, diferénciate, sé único, y prepárate para buscar esa diferenciación de manera constante.


MI CUBO DE MOTIVACIÓN

cubo motivacion

Si le pidieran que puntuara entre cero y cien el nivel de motivación en su trabajo ¿qué puntuación se pondría? ¿cuarenta? ¿cincuenta? o ¿un sesenta por ciento? ¿Y qué sucede con el resto? ¿dónde está? ¿dónde se perdió?

Seguramente cada uno de nosotros empezó inicialmente en su trabajo con un cien por cien de motivación: caras nuevas, trabajo nuevo, retos nuevos. Estábamos ilusionados, implicados y era una oportunidad de realizarnos o al menos de desarrollar nuestro conocimiento y habilidades.

Pero curiosamente cuando pregunto en diferentes cursos y seminarios por el “cubo de la motivación” y lo lleno o vacío que está, es muy raro encontrar a personas que superen el sesenta por ciento, siendo la media un treinta por ciento. Y aquí viene la reflexión. ¿Por qué nuestro “cubo de motivación” se va vaciando con el tiempo?

Me atrevería a proponer dos posibles respuestas.

Una razón es porque alguien o algo lo está agujereando: mala organización, órdenes sin sentido, falta de un proyecto, mal sueldo, injusticias, conflictos entre compañeros, un mal jefe, no sentirse escuchado o simplemente una rutina que va haciendo que nuestra motivación se filtre por entre los agujeros. Hay que decir que los mismo puede suceder en cualquier relación interpersonal (pareja, familia o amigos). Una mala contestación, el chantaje psicológico, una mentira, etc., pueden hacer que la ilusión desaparezca por entre el agujero recién producido. Y así poco a poco, o de sopetón, nuestra energía y nuestra motivación va disminuyendo.

Pero hay otra razón más para que el cubo se vacíe. No hay nadie ni nada que lo llene. A veces un reconocimiento, un gesto cariñoso, un detalle que nos llene como personas o profesionales, hace que esa motivación crezca y llegue a compensar la evaporación de todos los días o incluso algún que otro “agujero”.

¿Cómo se podría llenar nuestro cubo? ¿Quién o qué podría rellenarlo? Un gesto de madurez y libertad es que nosotros mismos encontráramos en la actividad que hacemos la fuente de motivación, pero somos seres sociales y siempre será de agradecer, primero, que nadie nos esté “agujereando” y segundo, que nos llenen nuestra ilusión por lo que hacemos.

Por lo tanto, descubramos qué o quién nos agujerea nuestro cubo, tomemos medidas para que no continúen, y rodeémonos de personas o actividades que nos lo llenen.

Sólo así, estaremos felices y vitales para disfrutar y dar lo mejor a otros.