Día 1 (III): tu despertar para afrontar el futuro incierto

Día 1 (III): tu despertar para afrontar el futuro incierto

En la Vida, cuando surge una situación grave sólo hay tres opciones: quejarse, aceptarla o luchar por cambiarla. 

La elección de alguna de ellas puede ser temporal, pero el peligro es cuando nos anclamos en la queja. Es lo peor que podemos hacer. La Vida son retos, algo de lo cual esta sociedad nos había “drogado” en el consumismo y en la obtención fácil de lo que quisiéramos: dinero, poder, sexo, amistades, “likes”, etc.

La comodidad genera imbecilidad Click Para Twittear

La comodidad genera “imbecilidad”. Nos hemos olvidado de lo que es luchar, sí luchar dejándose la piel en la cancha, dándolo todo. Hay personas donde los retos que la Vida les ha puesto (enfermedad, ruina empresarial, despido, ruptura amorosa, etc.) o en los que ellos se embarcaron, les ha entrenado en superar desiertos, incomprensión, noches oscuras y soledad.

Pero de una forma o de otra generaron las herramientas o mecanismos psicológicos para aguantar, luchar (incluso disfrutando por la coherencia con su ser interno) sin dispersarse en la queja, el victimismo o en la envidia de lo que otros tienen. Eran los gestores de su propia vida. O mejor dicho, estaban ejecutando la misión de su vida: ser líderes de sí mismos.

Y es lo que toca ahora. ¿Y cómo pensar para afrontar este reto?

 

1º Vive en el “puto” presente (y perdón por el énfasis, fue Siri quien lo puso)

Recordar lo que fue, ya sea una relación o un estilo de vida pasado, sólo generará melancolía. Es como quedarse atrapado en el tiempo, en el “día de la marmota”. Ese anclaje puede ser lo que nos impida navegar y descubrir nuevos mares.

Recuerdo una frase de una película donde el marinero exclamaba:

“Capitán, capitán, nos hemos perdido”.

Y él respondió:

“Genial. Sólo así podremos encontrar nuevos caminos”.

Brillante su optimismo, sabiduría y pasión por el descubrimiento. Porque eso es la Vida, descubrir cosas, emociones, vivencias, y si alguno es valiente, descubrirse a uno mismo. 

Pero tampoco viajemos al futuro, porque no existe. ¿O acaso alguien pudo imaginar lo que nos está sucediendo? Dejemos de ser “viajeros del tiempo” entre pasado y futuro, y concentrémonos en gestionar con la mayor inteligencia, ambición y generosidad el día a día. 

 

2.- Gestionando tus pensamientos, gestionarás tus emociones

Krishnamurti afirmaba: “El sufrimiento es el conflicto entre el ES y el DEBERÍA SER”.

¿Cuántos “deberían ser” fabricamos constantemente en nuestra vida? ¿Cuánto daño nos hace? Una cosa es el “deseo” (y es bueno, porque te hace caminar), y otra es el “apego”, lo cual te esclaviza.

Muchos han podido descubrir ese momento del presente a través del mindfullness, yoga, meditación y demás técnicas. Pero me gustaría vivir en ese presente también en la acción, en el caminar y en la lucha. Como cuando te juegas los últimos minutos del partido y vas perdiendo por unos pocos puntos. Ahí no nos paramos a meditar. La acción es meditación, es presente, es totalidad. ¿Podemos entregarnos con esa pasión, concentración y plenitud en el día a día? ¿O preferimos dispersarnos en lo que fue o en lo que debería ser? Tu eliges.

 

3.- Selecciona lo que entra en tu cabeza

Hay una responsabilidad con nosotros mismos. Somos los guardianes de la inteligencia o estupidez que permitimos que entre en nuestro cerebro. ¿De qué nos alimentamos? ¿Del conflicto, enfrentamiento, miedo o de la manipulación de otros? Uno tiene que decidir qué lee, qué ve en su televisión, con quiénes se relaciona y qué busca en internet. El cerebro es una órgano maravilloso, pero toda su potencia va en función de cómo lo alimentes. Por lo tanto, elige lo que dejas entrar en él, porque sus consecuencias serán inmediatas

 

4.- Haz “diálisis emocional”

Conozco a personas que con regularidad tienen que ir al hospital a hacer diálisis, para limpiar su sangre. ¿Dedicamos un tiempo a hacer “diálisis emocional” de nuestros pensamientos y emociones? ¿Cuántos miedos fabricamos en nuestras cabezas? Tanto que decimos que anhelamos la “libertad”, seamos pues libres de los pensamientos que nos hacen daño.

 

5.- Inspírate en quienes fueron inspiración

¿Hay alguna persona que admiras por su lucha, sacrificio y superación de obstáculos? Bien pudiera ser Nelson Mandela (27 años en prisión, comparado con nuestras pocas semanas en nuestros hogares) o Madre Teresa de Calcuta o cualquier persona que hemos conocido en nuestras vidas por cómo superaron una enfermedad o un accidente. ¿Qué nos producen? Seguramente admiración, respeto e inspiración. Y ahora viene a mi memoria esos inmigrantes que huyendo de su país, de una guerra o de la pobreza, cruzan desiertos y mares por tener un mejor futuro.

Pues ahora te toca a ti. Sí, a ti. El poder mirarte al espejo y aguantar la mirada en silencio y sentir orgullo de cómo superas y superarás todo lo que pueda venir. En esa mirada de un minuto infinito, podrás ver si tu corazón late como el de un caballo antes de salir en una carrera, o el de un jugador que salta al estadio a remontar un partido. Esa mirada, hablará de ti, de tu pasión, de tu capacidad de lucha, de tu generosidad para ayudar a los demás a salir adelante. Mírate de vez en cuando, y verás si hay un victimista o un luchador o luchadora dentro de ti.

 

6.- Mira al horizonte y busca cómo reinventarte

¿Por qué unos son capaces de aprovechar las crisis para salir mejores? ¿Resilencia? ¿Antifragilidad? Si ellos la tienen, cada uno de nosotros también. Tal vez, la Vida les entrenó en el pasado para activarla, pero ha llegado nuestro momento para hacer lo mismo. Matrix ha cambiado. El mundo ha cambiado y sin duda hay oportunidades delante de nosotros.

Ante una situación de incertidumbre total como en la que estamos, sobrevivirá, no el que se adapte, sino el que se adelante. ¿Cuál es nuestra responsabilidad como personas y organizaciones? Ser lo suficientemente ágil, rápido y humildes para poder aprender y aprovechar esas nuevas oportunidades. La otra opción es seguir llorando por lo que fue, y eso es vivir en un sueño o mejor dicho en una ficción de lo que ya no existe.

 

En resumen, te toca jugar este partido, y obviamente que se saldrá adelante, como se ha salido anteriormente. Pero en el camino tus pensamientos pueden ser de queja, de aceptación o de lucha. Tu eliges.

 

 

Coments 17

  • Azucena

    16/4/2020 Responder

    ” La acción es meditación, es presente, es totalidad” justo…un apoyo que aporta algo de luz a una pregunta que ayer invoqué. Gracias.

  • Manuel Sosa

    16/4/2020 Responder

    ***Grandes momentos de reflexión…, Me llevaron analizarme y comencé a reorganizar y actualizarme y hacer lo mismo con mi empresa, para estar preparado para este nuevo próximo futuro y aceptarlo humildemente y ser flexible con los cambios que tendré que hacer en todo momento. Espero acertar…
    Gracias…

    • Juan Ferrer

      16/4/2020 Responder

      Y si no se acierta… se vuelve a intentar!! Animo!!

  • Eduardo de Castro

    16/4/2020 Responder

    Fantástico Juan, esa es la posición que hemos de adoptar.

    Surgirán nuevas situaciones que proporcionarán nuevas oportunidades, hay que estar atento a ellas y aprovecharlas.

    Muchas gracias por compartirlo.

  • Antonio Hurtado Warmes

    16/4/2020 Responder

    Juan, cuanta razón tienes…..
    Por cierto, me encantó la frase del punto 1 El Capitán…. está genial, con tu permiso la adoptaré en mi cartera de frases célebres, saludos…

  • Ramon Perez

    17/4/2020 Responder

    Gracias Juan, Muy inspirador.

    Como dijo alguien “Cuando soplan vientos de cambio, mientras unos se esconden, otros construyen molinos”.

    Pues a construir molinos.

    Un abrazo

    • Juan Ferrer

      17/4/2020 Responder

      Brillante!!! Buena metáfora!! El problema será que no se esconderán, sino se quejarán, en lugar de ponerse a construir molinos!! Un abrazo!

  • Cristina Cardenes

    18/4/2020 Responder

    Juan,
    Gracias por acompañarnos en nuestro camino…

    Estoy contigo….
    Yo también pienso que todos, responsablemente, afrontaremos esta situación, unos efectivamente no pasarán de la fase inicial ¿qué está pasando? Y sentados en su cómodo sofá dejaran pasar esta oportunidad. Otros estarán aceptando …..e igual perdiendo el tiempo sin reorganizar su mente, pero muchos….. estaremos trabajando para saltar al campo a jugar nuestro papel…

    Lo ideal, por lo menos para mí, sería crecer primero con la mirada al interior, para cuando lo tengas revisado nos enfrentarnos al espejo, y descubrir en esa nueva mirada la fuerza para dar lo mejor de nosotros mismos y saltar a la nueva vida con el ánimo de reconstruir, crear, motivar y demostrar que esto ha servido de algo.

    Hasta tu próxima reflexión. Un abrazo!

    • Juan Ferrer

      18/4/2020 Responder

      Cierto Cristina. Lo único es que alguno se mirará hacia dentro, cuando se enfrente al espejo! Pero sólo con grandes retos, podemos sacar nuestras grandezas o en algunos, sus miserias!! Pero por nuestra parte a crear, motivar y demostrar que ha servido para algo!! Un abrazo y hasta la próxima reflexión!

  • Ceciliano Goya

    19/4/2020 Responder

    ¡Gracias Juan! Fantásticas reflexiones, fantásticos consejos. Gracias por empujarnos….

  • Liz

    19/4/2020 Responder

    Juan, me gusta leer lo que escribe, principalmente, porque sus palabras nos conducen a reflexionar, y además nos guía en ese camino, ya que todo está muy bien estructurado. Muchas gracias por compartir.
    Comparto mi humilde reflexión…después leer su artículo, recordé algunas frases que me repetía y escritos que releía cuando las vivencias que experimentaba se trataban de situaciones con aprendizajes:
    1. Vive en el presente…“Así que no os inquietéis por el día de mañana, que el mañana traerá su inquietud. A cada día le bastan sus problemas”.(Mateo 6,34)…”Todo tiene su momento, y cada cosa su tiempo bajo el cielo”…(Eclesiastés 3)…(soy católica).
    2. Gestionando tus pensamientos, gestionarás tus emociones…“Perseverar cuando los resultados saltan a la vista no tiene mérito. Mantenerse en pie cuando arrecian las tempestades y envuelven las tinieblas; avanzar cuando la niebla impide ver a dos metros, he ahí el alma de la perseverancia”. (Padre Ignacio Larrañaga)…”el bambú que se dobla es más fuerte que el roble que se resiste”.
    3. Selecciona lo que entra en tu cabeza…”nuestra mente es como un jardín en el que elegimos sembrar árboles que den flores y frutos o dejarlo para que se llene de hierbas y malezas”…”la lectura es a la mente, lo que el ejercicio es al cuerpo”…
    4. Haz “diálisis emocional”…”En la vida, cuando algo nos importa de verdad y sentimos el miedo al vacío, hemos de confiar en que, cuando demos un paso adelante, a pesar de nuestros miedo, comenzarán a desplegarse nuestras alas”. (Creo que lo leí en uno de los libros de Mario Alonso Puig)
    5. Inspírate en quienes fueron inspiración…”Para ver claro, basta con cambiar la dirección de la mirada” (Antoine de Saint-Exupery).
    6. Mira al horizonte y busca cómo reinvertarte…”cuando el gusano creía que se acababa el mundo, fue cuando comenzó su transformación en mariposa”.
    Un cordial saludo.
    P.D. no apreció el texto entre corchetes ( )…tenía que escribir el texto entre comillas (“). Me disculpo.

    • Juan Ferrer

      19/4/2020 Responder

      Brillante Liz! Has puesto en poesía y en frases maravillosas el mensaje que quería transmitir! El artículo tendría que haberlo escrito contigo!! Mil gracias!!

  • Lourdes Mendoza

    21/4/2020 Responder

    Gracias Juan por tus consejos, como siempre magnifico. Pues si aceptación y dar soluciones es lo que haremos, por cierto a dos frases que me encantan, la de Siri y la que la comodidad genera imbecilidad.

    • Juan Ferrer

      21/4/2020 Responder

      Gracias Lourdes!! Coincido contigo y más con una luchadora como tu!

  • Estefanía

    21/4/2020 Responder

    Muchas gracias Juan por compartir tus reflexiones!!!
    Aceptar lo que nos ha tocado y luchar para seguir adelante es vital, ahora y en cualquier circunstancia de nuestra vida. Y si lo hacemos agradeciendo por el aprendizaje y superación que nos aporta, mejor que mejor!
    Coincido contigo en hacer ‘diálisis emocional’. Es muy sano y aporta equilibrio, algo fundamental cuando tenemos que lidiar con la incertidumbre y la toma de decisiones.
    Mucho ánimo, valor y esfuerzo para tod@s. Aquí estamos afortunadamente, con ganas de salir adelante, sumando cada un@ nuestro granito de arena.
    Un abrazo!!!

  • Jordi (de oratoria)

    26/4/2020 Responder

    Gracias Juan por tu siempre Extraordinario compartir, que sin lugar a dudas (y para quienes lo pongamos en practica) nos puede conducir; del VACÍO a la PLENITUD.

    Un cálido abrazo, Maestro.
    Jordi

    • Juan Ferrer

      26/4/2020 Responder

      Esa es nuestra responsabilidad mi estimado Jordi!! Nos toca a nosotros “coger el guante”! Un abrazo!!

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *
Información Básica en Protección de Datos: Responsable: “SOCIOPOLIS DESARROLLO DE PROYECTOS, S.L.”. Finalidad: Gestión integral de contactos. Derechos de los interesados: Acceder, rectificar, suprimir, oponerse, portabilidad y limitación del tratamiento. Información Adicional: Ver Política de Privacidad en el apartado correspondiente
Acepto la Política de Privacidad