Tercer paso para el liderazgo: ¡EMPEZAR!… AUNQUE SEA SÓLO

Tercer paso para el liderazgo: ¡EMPEZAR!… AUNQUE SEA SÓLO

¿Qué nos dice este vídeo? ¿Qué sucede cuando una persona empieza a “moverse”? ¿Por qué los demás le imitan? ¿Qué necesita esa primera persona para arrancar? Sencillamente la valentía que comentamos en el post anterior  y sobre todo no esperar a los demás para dar el paso.

Hay una clasificación que dice que existen los “thinkers” (pensadores), “doers” (los que hacen las cosas) y los “followers” (los seguidores) ¿A cuál pertenecemos nosotros? Generalmente esperamos que alguien nos lidere. ¿Por qué no dar nosotros el paso? ¿Qué necesitamos? ¿A qué esperamos? A veces lo bueno de iniciar una acción, no es ya lograrla, sino conocer a la buena gente que se une.

Y si no, que se lo digan a Gandhi en este vídeo de la famosa película.

Por cierto ¿cómo Gandhi consiguió movilizar a 380 millones de indios sin Internet, Facebook, LinkedIn o Twitter?….

Coments 2

  • Sr. Dutón

    25/3/2010 Responder

    Tal vez la explicación sea que Gandhi, primero hizo él algo y no mandó a nadie a hacer las cosas por él. Un ejemplo bastante distinto es el caso de Alejandro Magno, que luchaba junto con sus soldados, a diferencia de los reyes persas que se quedaban a lo lejos contemplando como peleaban los suyos, la gente quiere un líder que se implique y Gandhi lo hacía.

    Además, la movilización que conseguía Gandhi, puede que sea porque sus huelgas de hambre podrían dar paso a su muerte y sus seguidores no querían perderle y tratasen de conseguir el objetivo para que él abandonara la huelga.

  • Juan Ferrer

    28/3/2010 Responder

    Yo creo que era coherente y que no buscaba el poder sino la transformación. Si se busca al poder, se hace política, se medra, se negocia hasta las propias creencias. Pero si uno es coherente, y fiel a sus principios de servir a los demás, creo que eso arrastra a la gente.

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *