Archive

  • Hay mucha gente que anda buscando la felicidad. Y para ello, no hace sino buscar fuera lo que no son capaces de encontrar dentro de ellos mismos. Pero luego están los que no paran de buscar dentro de ellos mismos, y se meten en una vorágine de cursos, seminarios y terapias. Sin duda a algunos les será de utilidad, pero es frecuente encontrar en ellas al típico “maestro” o “director espiritual” que se eleva por encima del bien y del mal, y establece el camino, los ritos y las lecturas a leer en ese “camino”. Pero hay algo que falla cuando aplicamos un principio realmente destructor de falsos líderes espirituales: “el buen maestro es aquel que te enseña a no necesitarle”. Y es aquí en donde está la madurez de la persona, en la propia conciencia del poder de uno mism

« Página anterior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *