Tag

  • Si preguntas a un auditorio “¿la gente tiene miedo al cambio?”, la gran mayoría te contestaría muy alto que “SI”. Sin embargo, estoy seguro que todos ellos han tomado decisiones importantes que suponían un importante cambio: emparejarse, un mejor trabajo, un aumento de sueldo, etc. Por lo tanto, no tenemos miedo al cambio, sino a las pérdidas que podemos percibir. Lo que también habría que plantearse es ¿qué pérdidas tendremos si no cambiamos? Y los tiempos actuales, bien son una muestra. Pero por entrar en materia ¿cuándo nos resistimos al cambio? Me atrevería a resumirlo en cuatro razones: 1.- Cuando las pérdidas (poder, dinero, confort, seguridad, etc.) son superiores a las ganancias (un mejor trabajo, más dinero, más ilusión, un futuro, etc.). Y aquí entra la

  • ¿Qué es lo que suele hacer un nuevo jefe cuando llega al nuevo puesto? Caben tres opciones: 1.- Llegar arrasando con nuevas ideas sin consultar previamente. Su objetivo es impresionar a base, muchas veces, de "paridas" que nada van a cambiar. Es el típico intento de hacerse valer ante quien le ha fichado a traves de cambios que son sólo superficiales o que el tiempo demostrará que no tienen ningún valor. Pero ahí llega nuestro "nuevo conquistador" arrasando cual elefante en una cacharrería. 2.- Cargarse todo lo anterior, como muestra de un gran complejo. Simplemente porque llega nuevo, tiene que destruir lo hecho por el anterior, sin valorar el proyecto. Es la cultura de desmerecer lo que se ha venido haciendo simplemente porque sí. El argumento a veces es que es de otro partido p

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *