Category

  • Hace unos días, unos directivos me manifestaban el deseo de llevar a cabo una evaluación del desempeño para todos los empleados de su empresa. Mientras escuchaba sus esfuerzos en la búsqueda del test más adecuado, los diferentes tipos de evaluaciones posibles, y demás elementos, les pregunté: “¿Me están hablando de ese cuestionario que nadie quiere rellenar, que nunca encuentran el hueco para hacerlo, que hay que perseguirles y que, además, la persona evaluada percibirá que su futuro profesional dependerá de si le ponen un tres, un cuatro o un cinco en la escala de valoración?”. ¿Acaso somos un número? ¿Cuánto hay de “objetivo” en esta valoración y cuánto de visión limitada de nuestro trabajo? ¿Qué sucede si durante los dos últimos meses me dedico a “h

  • No se pierdan este vídeo que recopila de forma espectacular (tanto por la música, el ritmo, como por la sucesión de cortos de películas que todos conocemos) la evolución del concepto "trabajo". La sensación es de "guau", viene una ola y hay que surfearla. El trabajo ya no es sinónimo de seguridad o estabilidad, sino de reto, aprendizaje, evolución, adaptación y generación de valor. Ya no se trabaja aislado, sino hiperconectado para aprender, proponer o competir. Y si no nos adaptamos, la ola nos engullirá. Además el concepto de EXITO ha evolucionado. Antes era "estabilidad", luego fue "joven y rico" y ahora es "disfrute". Si me permiten, esto supone la "democratización del éxito", pues es posible que nos encontremos a personas que realmente disfrutan de lo que hacen sin

  • Hoy quisiera compartir a un viejo conocido de este blog: Sir Ken Robinson. Muchos nos acordaremos de su intervención en TED en el año 2006 ("La escuela mata la creatividad"). Pero en esta ocasión, interviene por segunda vez (mayo 2010),  y cómo no, es igualmente agudo y con un inteligentísimo sentido del humor. . Para invitarles a ver la ponencia (pueden poner subtítulos en español), les dejo algunas píldoras de lo que dice: . - “…tenemos una crisis de recursos humanos… hacemos un uso muy pobre de nuestros talentos… Muchas personas transitan toda su vida sin tener una idea real de cuáles pueden ser sus talentos o si tienen alguno del cual hablar. He conocido todo tipo de personas que piensan que realmente no son buenos en nada. He conocido todo tipo de personas que no di

  • Gracias a una buena amiga, Yanira Navarro, he podido disfrutar de esta vibrante ponencia de Benjamin Zander en TED. Si hay una frase que destacaría de su ponencia, aparte de la energía y pasión que transmite, es la referente a lo que realmente un director de orquesta debe hacer: " ... el director de una orquesta, no produce ningún sonido. Su poder depende de su habilidad de hacer poderosas a otras personas.... ... Me di cuenta de que mi trabajo era despertar posibilidades en otras personas... ... ¿Y saben cómo se descubre? Si los ojos de las otras personas están brillando... ... Si los ojos no están brillando, tienes que hacerte una pregunta: ¿Quién estoy siendo, que los ojos de mis músicos no están brillando?..." ¿Acaso esto no debería ser la característica de un

  • Liderar no supone hacer las cosas bien. Liderar es gestionar el cambio y esto supone romper con el pasado, mover a la gente de su zona de confort, evolucionar hacia otra forma de pensar o de trabajar. Y siempre hay resistencia. La gente no tiene miedo al cambio. ¡Tiene miedo a lo que puede perder con el cambio! ¿O acaso no estaríamos encantados todos de cambiar si supiéramos que vamos a ser más felices, a tener un mejor trabajo o a ganar más? Por eso, liderar es asumir riesgos. ¿Por qué asumirlos? En alguna ocasión el espíritu inquieto hace que la gente se implique en el cambio, pero en la gran mayoría de los casos, la gente que se atreve a liderar es porque esta HARTA de que las cosas sigan como están. Hartos de la incompetencia, de la injusticia, del mal funcionamiento d

  • ¿Qué más hace falta para liderar tras la sensación de hartazgo?  VALENTÍA. Es lo que Wafa Sultan, psicóloga árabe-americana, demuestra en una entrevista a Al Yazeera de la televisión de Qatar (21 de febrero del 2006). No he podido escoger mejor vídeo que muestre más la valentía y la coherencia que el de esta persona. Llama a las cosas por su nombre. Y hacer esto tiene grandes riesgos. Otro día comentaremos las cuatro formas de "asesinar" a los líderes, es decir, de anularlos y evitar que las cosas cambien debido a la incomodidad que dicho cambio generará. Cuando se decide liderar, unas veces por envidia, otras por miedo y otras por perder en el cambio, habrá gente que se oponga a tus iniciativas. ¿Por qué no hay líderes? Si liderar fuera dar buenas noticias, entonc

  • ¿Qué nos dice este vídeo? ¿Qué sucede cuando una persona empieza a "moverse"? ¿Por qué los demás le imitan? ¿Qué necesita esa primera persona para arrancar? Sencillamente la valentía que comentamos en el post anterior  y sobre todo no esperar a los demás para dar el paso. Hay una clasificación que dice que existen los "thinkers" (pensadores), "doers" (los que hacen las cosas) y los "followers" (los seguidores) ¿A cuál pertenecemos nosotros? Generalmente esperamos que alguien nos lidere. ¿Por qué no dar nosotros el paso? ¿Qué necesitamos? ¿A qué esperamos? A veces lo bueno de iniciar una acción, no es ya lograrla, sino conocer a la buena gente que se une. Y si no, que se lo digan a Gandhi en este vídeo de la famosa película. Por cierto ¿cómo Gandhi consigui

  • Liderazgo supone pasar a la acción, dar un paso al frente por propia convicción y coherencia de que algo hay que cambiar. Algunos piensan que se “nace”. Otros que se “hace”. Esta discusión es para los llamados “Gestores de Personas”, pero no para el liderazgo. Tu puedes dirigir personas, pero no liderarlas. Puedes liderar personas pero no dirigirlas. A lo mejor ni las conoces. En el liderazgo siempre hay seguidores, pero es posible que nunca entres en contacto personal con ellos. Liderazgo no es hacer el trabajo de forma perfecta, ni tener experiencia, ni mantener una posición en la jerarquía de una organización, ni tener poder, respeto o credibilidad. Muchas personas ocupan posiciones de autoridad pero nunca han liderado equipos u organizaciones. Como bien dice Seth

  • Existe un principio que afirma que teniendo “empleados satisfechos”, tendremos “clientes satisfechos”. Para los que dudan de esto, y aún siguen pensando que a los trabajadores sólo les mueve el sueldo, probemos enfocarlo de distinta manera: a “empleados insatisfechos”, ¿tendremos acaso “clientes satisfechos”?, ¿cuántos repetirán?, ¿hablarán bien de nuestra empresa?, ¿la recomendarán a otros posibles clientes? Es obvio, por tanto, la necesidad de generar la satisfacción en los empleados. Pero esto es un primer paso. Veamos porqué. ¿Qué prefiere usted? ¿”empleados satisfechos”, o “empleados implicados”? Porque estar satisfecho (buen salario, vacaciones al gusto de cada uno, horarios a medida, etc.) no va a significar que la gente esté implicada. Y si

  • Ha sido ver este vídeo, y sentir una inmensa alegría. Fruto del hartazgo de esperar soluciones de quienes deberían proveerlas... la sociedad civil (o como me atrevería a llamarla la Sociedad del Diamante y el Quinto Poder), se conecta y se pone en acción. ¿Cómo? Pincha en http://estosololoarreglamosentretodos.org/ y descubrirás una magnífica iniciativa. Este proyecto cuenta con el apoyo de las Cámaras de Comercio y de las 18 grandes empresas españolas (Banco Santander, BBVA, La Caixa, Cajamadrid, Abertis, Seopan, Repsol, Cepsa, Endesa, Iberdrola, Red Eléctrica, El Corte Inglés, Mercadona, Indra, Mapfre, Renfe, Iberia y Telefónica). Su base principal es la fundacionconfianza.es. Javier Gómez Navarro, presidente del Consejo Superior de las Cámaras de Comercio, define la cam

Página siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *