Archive

  • (Este post es un avance-síntesis de algunos capítulos del próximo libro que publicaré sobre cómo crear organizaciones rápidas, ágiles y motivantes) Cualquier modelo organizativo que se implante en una organización tiene pros y contras. Si bien el modelo jerárquico ha permitido escalabilidad y control, hay un alto precio que se ha venido pagando, tanto a nivel operativo como de desarrollo del potencial existente y desde luego una alta dosis de frustración y castración del ser humano. Algunas de estas consecuencias han sido las siguientes: - guerras de poder - reinos de taifas - falta de comunicación - pérdida de tiempo en hacer política - organización dividida (se piensa en la cima, se ejecuta en la base) - efecto embudo - distorsión de la informac

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *