La resistencia al cambio no existe

La resistencia al cambio no existe

Cuando tengo ocasión de preguntar a grupos de directivos, “¿existe resistencia al cambio?”, todos responden al unísono un “” largo e intenso.

Creo que están equivocados. Más bien, creo que sus respuestas son una de esas respuestas automáticas que tenemos grabadas sin haberlas cuestionado mucho. Pero también tiene una explicación la razón por la que la tienen grabada de esta manera.

Si observamos a nuestro alrededor, la gente hace numerosos cambios en su vida. Cambian de casa, de coche, de trabajo, etc. Y no hay resistencia en ello. ¿Cuál es la diferencia?

Normalmente un proceso de cambio en la empresa sigue estos pasos:

1.- En las altas esferas se piensa qué hay que hacer en el futuro. Porque, claro, sólo ellos están “iluminados” para hacerlo.

2.- A través de un diagrama de Gantt se estructuran dichas estrategias para, a continuación, implantar la filosofía “comunista” de predecir y controlar. Lo cual en un mundo VUCA es poco probable que se cumpla, con todo el derroche de energía y recursos en la predicción y el control.

3.- Posteriormente se encarga a RRHH y al departamento de Comunicación que instruyan, convenzan y metan en el discurso oficial el nuevo enfoque que las altas esferas han visionado.

4.- Finalmente, empiezan los cursos de formación, comunicación, jornadas y demás eventos para vender esos nuevos cambios. ¿Qué pensarán los de abajo mientras lo escuchan?

¿Cuál es el objetivo de todo este proceso? Vencer las resistencias al cambio.

Pero ¿qué pasaría si el proceso top-down que hemos descrito fuera al revés, es decir, bottom-up? ¿Qué sucedería si a la gente se le involucrara desde el principio a pensar, discutir, contrastar y definir los cambios que hay que hacer?

Creo que todos coincidiremos que surgiría la involucración, el orgullo, la implicación y la implementación más rápida y mejor de los cambios.

¿Conclusión? La gente no se resiste al cambio. Se resiste al cambio “que se le quiere imponer”. 

Hagamos al contrario: invitemos a participar. Porque no hay involucración sin participación.

One Comment to“La resistencia al cambio no existe”

  • Eduardo

    19/1/2017 Responder

    Creo que es correcto lo que comentas sin dejar de ser cierto también que los cambios que más le preocupan a la gente, los que implican nuevo Status Quo y por ende salir de la zona de confort no son propiciados tampoco bottom up. Quitando esos, el resto de los cambios son más sencillos y rápidos de ejecutar de la manera que comentas.

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *