Archive

  • Extraño título para este post ¿verdad? Sin embargo, si ven el vídeo-resumen sobre cómo la ciudad de Bogotá cambió completamente por el arrojo, la honestidad y la valentía de dos políticos, Antana Mockus y Peñalosa, verán que a veces se requieren gestos radicales para despertar a la gente. Este primer post, refleja cómo Bogotá se encontraba en estado de caos: pobreza, corrupción, violencia, desorganización, desánimo, etc. Y fue en ese momento cuando dos políticos valientes con una característica en común, la independencia, fueron capaces de cambiar la situación de una urbe de ocho millones de habitantes en tan solo unos pocos años. Esta es la historia de líderes, de gente que promovió el cambio en sus dos niveles: a nivel de CONCIENCIA, cambiando valores y formas de

  • Este segundo vídeo-resumen, nos muestra cómo una vez que Antana Mockus (ver “Liderazgo Político (I): un culo que generó el cambio") generó una transformación en las creencias y las actitudes de los ciudadanos, la segunda parte del cambio, fue el transformar las infraestructuras a través del urbanismo. El político que lo llevó a cabo fue Enrique Peñalosa, el cual había perdido anteriormente contra Antana, pero en estas decidió abandonar la política de partido y se lanzó como independiente. Para los urbanistas, Peñalosa propone “equidad a través del diseño urbano, quiere crear una ciudad democrática, construyendo parques, andenes, vías para bicicletas, un sistema de buses y buenos colegios, bibliotecas…” Aspectos que me atrevería a destacar en la reflexió

  • Maravilloso video que nos obliga a hacernos una pregunta: ¿la Tecnología nos conecta o nos desconecta? Sin duda, la respuesta rápida es que nos conecta. Pero ¿a qué? O dicho de otra manera, ¿de qué nos desconecta? Como bien aparece reflejado en el vídeo, tal vez estemos por el mundo invirtiendo en Dubai o mandando un mensaje a alguien en California, pero ¿y quien está a mi lado?, ¿estoy conectado a esa persona? Lo triste será que tendrá que mandarme un mensaje desde ahí, para decirme: "Hello!! Estoy aquí, a tu lado".

  • ¿Qué te dice este vídeo? ¿Cuáles son tus sensaciones? Lo cierto es que pueden ser muchas. Puede ir desde pena, hasta admiración, pasando (y la que puede servir de argumento para este post) por la de “imbécil de mi, ¿de qué me quejo?”. Muchas veces la felicidad la convertimos en un estado comparativo: conseguí esto-perdí esto, me siento bien-me siento mal. Nos dibujan un objetivo, unas metas y si lo conseguimos podemos decir que somos exitosos y en caso contrario, pues nos quedamos con la sensación de fracaso, desánimo o carencia. Y quien lo dude, que se pregunte ¿cuántas veces no nos hemos dicho a nosotros mismos “seré feliz cuando…”? Y ahí empieza el listado: tenga un trabajo, aumente mi sueldo, tenga pareja, tenga un hijo, éste vaya a la escuela, saque buena

  • Estimados amigos, en breve publicaré mi segundo "hijo". En este caso es una novela o novelilla, cuyo título es "Soñé que estaba despierto". ¿De qué va la historia? Aquí les dejo la introducción: . "Esta es la historia de un ser humano (Landon Dark) que cierto día acabó en la cama de un hospital debido a un accidente de coche. En su habitación se encontraría con un viejo (John Iron) el cual llevaba veinte años en coma. Nada se había movido en él durante este tiempo. Sin embargo, John Iron se convertiría en el maestro de nuestro amigo, a través de las diferentes vivencias que ambos experimentaron. ¿Cómo pudo nuestro enfermo aprender y comunicarse con su ilustre maestro en coma? De ello trata esta historia" . ¿Qué les pido? Pues si me podrían ayudar a elegir la portada d

Etiquetas: , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *