La educacion que nos aleja de nuestros talentos

La educacion que nos aleja de nuestros talentos

Hoy quisiera compartir a un viejo conocido de este blog: Sir Ken Robinson. Muchos nos acordaremos de su intervención en TED en el año 2006 (“La escuela mata la creatividad”). Pero en esta ocasión, interviene por segunda vez (mayo 2010),  y cómo no, es igualmente agudo y con un inteligentísimo sentido del humor.

Sir Ken Robinson

.

Para invitarles a ver la ponencia (pueden poner subtítulos en español), les dejo algunas píldoras de lo que dice:

.

– “…tenemos una crisis de recursos humanos… hacemos un uso muy pobre de nuestros talentos… Muchas personas transitan toda su vida sin tener una idea real de cuáles pueden ser sus talentos o si tienen alguno del cual hablar. He conocido todo tipo de personas que piensan que realmente no son buenos en nada.

He conocido todo tipo de personas que no disfrutan lo que hacen. Simplemente tratan de vivir llevándose bien con esto. No tienen gran placer haciendo lo que hacen. En vez de disfrutarlo, lo soportan, y esperan que llegue el fin de semana.

Pero también conocí personas que aman lo que hacen y no pueden imaginar hacer otra cosa. Si les dices, “No sigas haciendo esto”, ellos se preguntarán de qué estás hablando. Porque ellos dicen: no es lo que hacen, es lo que ellos son.

Y esto no pasa con muchas personas. De hecho creo que es lo contrario. Sin duda son una minoría.

Y creo que hay muchas explicaciones para esto. Y entre ellas la principal es la educación, porque de alguna forma, la educación desvía a muchísimas personas de sus talentos naturales.”

.

Personalmente pertenezco al grupo de personas que a base de equivocaciones y errores he podido encontrar lo que me apasiona. Siempre he tenido envidia de arquitectos, maestros o médicos, porque desde el principio ellos tenían una vocación, un sueño, algo en concreto hacia lo que focalizar sus esfuerzos, pero sobre todo, algo que formaba parte de su esencia.

Como les decía, hay muchos que por medio del “acierto-error” vamos dibujando un camino zigzangueante hasta encontrar la ruta de nuestros talentos.

Y aquí coincido plenamente con el ponente: si tuviéramos un sistema educativo que más que conocimiento nos ayudara a descubrir en qué somos realmente buenos, qué nos haría disfrutar, y para qué no estamos hecho, tal vez, nos iría mejor.

.

“Cada sistema educativo del mundo está siendo reformado en estos momentos. Y no es suficiente.  La reforma ya no es útil, porque eso es simplemente una mejora de un modelo roto. Lo que necesitamos, no es una evolución, sino una revolución en la educación.

El gran problema para la reforma o transformación es la tiranía del sentido común, las cosas que la gente piensa: “Bueno, no se puede hacer de otra manera, porque así es como se hace”

Todos nosotros estamos encantados con lo que simplemente damos por sentado como el orden natural de las cosas, la forma en que las cosas son. Y muchas de nuestras ideas han sido enfrentadas, no para enfrentar las circunstancias de este siglo, sino las circunstancias de los siglos previos. Pero nuestras mentes están aún hipnotizadas por ellas. Y tenemos que desencantarnos nosotros mismos de algunas de ellas”.

.

¡Menudas píldoras nos acaba de dejar!: “la tiranía del sentido común” o dicho de otra manera, la “parálisis mental” a adaptarse a las nuevas circunstancias. Como bien leía hace unos días, los jóvenes que están siendo educados en la actualidad, se van a enfrentar a unos problemas que ni somos capaces de imaginar. Por eso, se echa en falta el formar o el entrenar en flexibilidad y adaptación para saber aprovechar el cambio, y la evolución de las cosas. Y esto tiene aplicación en saber ver que una crisis es una transformación de los valores y de cómo se venían haciendo las cosas, y es el mejor momento, por no decir el único, para el liderazgo.

Y sin desviarnos, y en línea con la ponencia, una reflexión que a más de uno dejará sentado en su sillón:

.

“Y si estás haciendo lo que amas, aquello en lo que eres bueno, el tiempo toma un curso totalmente diferente… si estás haciendo algo que te gusta, una hora parece como cinco minutos. Si estás haciendo algo que no entusiasma tu espíritu, cinco minutos parecen una hora”.

.

¿Dónde estás tu? ¿Cómo transcurre tu tiempo?  O mejor dicho ¿cómo sientes que transcurre?

Y para dejarles aún más enganchados a que deseen ver toda la ponencia, no dejen pasar la historia del bombero. Todo un ejemplo de la honestidad con uno mismo y el consejo ignorante de algún educador. La de vueltas que da la vida….


Coments 4

  • Manu

    7/2/2011 Responder

    Excelente post! Ojalá muchos más pensaramos como Sir Ken Robinson!

  • Anónimo

    10/2/2011 Responder

    Hoy, llevo este articulo conmigo a la reunión que tengo con el director del colegio de mis hijos!!!!
    Será mi arma para poder explicar mi punto de vista y aclarar mi desacuerdo con la actual situación de la educación en el colegio.
    Hoy voy respaldada con buenos argumentos, y mas segura que nunca!!!!!
    …… Y, Juan, que quieres que te digo mas?????? con cada articulo que he leído en este blog, he podido ganar un grano más de fuerzas a expresar mas claras mis ideas!
    espero poder disfrutar siempre de este prestigio, un saludo

  • Anónimo

    12/2/2011 Responder

    Que tal la reunion con el director? Espero a ambos lea sirva las reflexiones de sir Ken Robinson para seguir evolucionando… O revolucionando!!!!

  • Anónimo

    18/2/2011 Responder

    la reunión?! Las reflexiones del sir Ken Robinson han estado sobre la mesa, y si no han servido para cambiar nada de la situación actual, al menos me han servido de argumentar mis ideas de forma clara y el tiempo dirá! y aquí dejo mis mejores deseos de que los resultados (dirección, equipo educativo, alumnos…) sean de los mejores, y sino!!! pues a reflexionar a partir de allí en que hemos fallado!!!
    Gracias por la preocupación!!!!

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *