Archive

  • Liderar no supone hacer las cosas bien. Liderar es gestionar el cambio y esto supone romper con el pasado, mover a la gente de su zona de confort, evolucionar hacia otra forma de pensar o de trabajar. Y siempre hay resistencia. La gente no tiene miedo al cambio. ¡Tiene miedo a lo que puede perder con el cambio! ¿O acaso no estaríamos encantados todos de cambiar si supiéramos que vamos a ser más felices, a tener un mejor trabajo o a ganar más? Por eso, liderar es asumir riesgos. ¿Por qué asumirlos? En alguna ocasión el espíritu inquieto hace que la gente se implique en el cambio, pero en la gran mayoría de los casos, la gente que se atreve a liderar es porque esta HARTA de que las cosas sigan como están. Hartos de la incompetencia, de la injusticia, del mal funcionamiento d

  • ¿Qué más hace falta para liderar tras la sensación de hartazgo?  VALENTÍA. Es lo que Wafa Sultan, psicóloga árabe-americana, demuestra en una entrevista a Al Yazeera de la televisión de Qatar (21 de febrero del 2006). No he podido escoger mejor vídeo que muestre más la valentía y la coherencia que el de esta persona. Llama a las cosas por su nombre. Y hacer esto tiene grandes riesgos. Otro día comentaremos las cuatro formas de "asesinar" a los líderes, es decir, de anularlos y evitar que las cosas cambien debido a la incomodidad que dicho cambio generará. Cuando se decide liderar, unas veces por envidia, otras por miedo y otras por perder en el cambio, habrá gente que se oponga a tus iniciativas. ¿Por qué no hay líderes? Si liderar fuera dar buenas noticias, entonc

  • ¿Qué nos dice este vídeo? ¿Qué sucede cuando una persona empieza a "moverse"? ¿Por qué los demás le imitan? ¿Qué necesita esa primera persona para arrancar? Sencillamente la valentía que comentamos en el post anterior  y sobre todo no esperar a los demás para dar el paso. Hay una clasificación que dice que existen los "thinkers" (pensadores), "doers" (los que hacen las cosas) y los "followers" (los seguidores) ¿A cuál pertenecemos nosotros? Generalmente esperamos que alguien nos lidere. ¿Por qué no dar nosotros el paso? ¿Qué necesitamos? ¿A qué esperamos? A veces lo bueno de iniciar una acción, no es ya lograrla, sino conocer a la buena gente que se une. Y si no, que se lo digan a Gandhi en este vídeo de la famosa película. Por cierto ¿cómo Gandhi consigui

  • Liderazgo supone pasar a la acción, dar un paso al frente por propia convicción y coherencia de que algo hay que cambiar. Algunos piensan que se “nace”. Otros que se “hace”. Esta discusión es para los llamados “Gestores de Personas”, pero no para el liderazgo. Tu puedes dirigir personas, pero no liderarlas. Puedes liderar personas pero no dirigirlas. A lo mejor ni las conoces. En el liderazgo siempre hay seguidores, pero es posible que nunca entres en contacto personal con ellos. Liderazgo no es hacer el trabajo de forma perfecta, ni tener experiencia, ni mantener una posición en la jerarquía de una organización, ni tener poder, respeto o credibilidad. Muchas personas ocupan posiciones de autoridad pero nunca han liderado equipos u organizaciones. Como bien dice Seth

  • Dentro del marco de ADN (Aprendamos De Nosotros)-Conferencias, Antonio Pardo (empresario y Director en Canarias del IE Business School) expuso su ponencia "Claves y retos de las empresas del siglo XXI". Como ha sido habitual en los anteriores ponentes (Sonia Ferrera, Gerardo Morales y Edu William), adjuntamos un resumen de dicha ponencia, pudiendo ver el vídeo o descargar los artículos publicados. CLAVES Y RETOS DE LAS EMPRESAS DEL SIGLO XXI Ya no nos acordamos pero no hace tanto que celebramos la entrada del siglo XXI con gran expectación y esperanza, bajo un momento expansivo y donde no se vislumbraban ni nubarrones, ni terremotos. Y de pronto vino la primera sacudida casi empezado este nuevo siglo, donde a la mayoría de las empresas, gobiernos y sociedad civil nos ha cogido con

  • En este vídeo podrán ver cómo ya se están diseñando las revistas del futuro. Wired, uno de los referentes en divulgación tecnológica, y su Director Creativo, Scott Dadich, nos muestran cómo se consumirá información en los formatos del tablet y teléfonos inteligentes. Lo original es que se añade interactividad a la lectura y si no, miren como en un anuncio de una página podrán hacer girar un coche, aumentar el tamaño de la foto o ver un vídeo desde la propia revista. ¿Acaso era imaginable esto hace unos años? Todo esto es un reto para las editoriales, que supone aplicar aquella frase que decía: "A veces hay que correr mucho para estar en el mismo sitio"

  • Tras ver este vídeo, varias son las cuestiones que se pueden hacer: - ¿por qué siendo más incómodo subir por la escalera, la gente lo elige? - ¿qué aporta la "nueva" escalera a las personas? - ¿qué enseña acerca del comportamiento humano? - ¿qué nos enseña aplicable a nuestro trabajo? Tal vez todo pueda resumirse que lo "desagradable", incómodo, tedioso o hasta rutinario, si se le ameniza debidamente se convierte hasta en algo agradable y por tanto elegido. ¿Acaso no es lo que está pidiendo la nueva generación de trabajadores? ¿Podríamos decir que nuestros padres trabajaron por "castigo divino", nosotros buscábamos el desarrollo profesional y ser "más", y las nuevas generaciones buscan simplemente que les divierta su trabajo? Este parece ser el análisis de los

  • Existe un principio que afirma que teniendo “empleados satisfechos”, tendremos “clientes satisfechos”. Para los que dudan de esto, y aún siguen pensando que a los trabajadores sólo les mueve el sueldo, probemos enfocarlo de distinta manera: a “empleados insatisfechos”, ¿tendremos acaso “clientes satisfechos”?, ¿cuántos repetirán?, ¿hablarán bien de nuestra empresa?, ¿la recomendarán a otros posibles clientes? Es obvio, por tanto, la necesidad de generar la satisfacción en los empleados. Pero esto es un primer paso. Veamos porqué. ¿Qué prefiere usted? ¿”empleados satisfechos”, o “empleados implicados”? Porque estar satisfecho (buen salario, vacaciones al gusto de cada uno, horarios a medida, etc.) no va a significar que la gente esté implicada. Y si

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *